Los certificadores más temidos, los inspectores más exigentes de nuestros productos somos nosotros mismos. Nosotros hemos querido someter nuestros productos a los test más difíciles, efectuando no meras pruebas engañosas idóneas sólo a spots publicitarios y a promociones comerciales, sino pruebas funcionales, más atentas a estimular los eventos reales a los que los productos pueden estar sometidos durante años.

La resistencia y la durabilidad del contramarco al paso del tiempo está garantizada por la calidad de los materiales y de su montaje:

– la lámina galvanizada de primera calidad de 6/10 y 9/10 constituye el contramarco y la placa de acero inoxidable de la base son altamente resistentes a la corrosión;

– los paneles con pliegues horizontales hacen más rígida y robusta la estructura;

– la red con soldadura eléctrica ofrece una notable tolerancia demovimiento;

– los ejes de rodamiento tienen una resistencia estática de más de 120 kg;

Precisamente la resistencia y la durabilidad del contramarco han sido testadas en los laboratorios de la Entidad de Certificación “Istituto Giordano” a través de una serie de pruebas y test de los productos.

– Informe de prueba n.º 285820 “Determinación de la carga de rotura de ejes de rodamiento para puertas correderas”

Dicha prueba, realizada para verificar la verdadera resistencia estática, ha resaltado que los ejes de rodamiento usados en el contramarco han presentado los primeros signos de hundimiento después de una carga a tracción media de más de 575 kg y por tanto mucho superior a la carga de 120 kg prescrita por la empresa.

– Informe de prueba n.º 285821 “Resistencia a impactos con cuerpos blandos y cuerpos duros contra pared interior simple según la norma UNI 8201:1981” Dicha prueba ha sido realizada para valorar la resistencia del producto a los golpes que accidentalmente pueden verificarse dentro de un edificio. La prueba, realizada según las prescripciones de la norma UNI 8201:1981, ha sido realizada sometiendo la muestra a una serie de impactos con cuerpos duros de 1 kg (bola de acero) y cuerpo blando de 50 kg (envoltorio de piel con esferas de cristal): estos golpes se han efectuado dejando caer los cuerpos de impacto con movimiento pendular y con una altura de caída de 200 mm para el cuerpo duro y de 300 mm para el cuerpo blando. Al final de la prueba y después de verificar la muestra, se ha obtenido el siguiente resultado: “ninguna lesión”.

– Informe de prueba n.º 285823 “Pruebas mecánicas en accesorios para puertas correderas suspendidas según la norma UNI EN 1527:2000” Dicha prueba se ha realizado según las prescripciones de la norma UNI EN 1527:2000 con el fin de valorar la resistencia del producto a lo largo del tiempo y especialmente la de aquellos accesorios como la guía y los ejes de rodamiento que están sometidos a mayor desgaste. La prueba está compuesta por una serie de test que han resaltado la durabilidad del producto a lo largo del tiempo y también en las condiciones de uso más extremas:

Resistencia estática. Prueba en la que se ha añadido un lastre de 120 kg de peso a las guías (como simulación de una puerta) durante 15 min con éxito “deformación permanente = 0” Duración. Prueba en la que la guía y los ejes de rodamiento han sido sometidos a un esfuerzo de 60 kg (hipotético peso de un cerramiento) a un número de ciclos de apertura y cierre equivalentes a 150.000. La prueba que ha sido superada sin presencia de daños pero sólo con “ligeros signos en las ruedas de los raíles” ha demostrado cómo el producto, en el hipotético caso en el que sea sometido a 14 ciclos de apertura y cierre al día, puede durar sin ningún problema treinta años. Prueba de fricción inicial antes y después de 150.000 ciclos. Prueba en la que se ha verificado el esfuerzo necesario para poner en movimiento el cerramiento antes de efectuar los 150.00 ciclos de simulación de apertura y cierre y después en presencia de posibles sobrecargas creadas por el desgaste. La prueba ha resaltado no sólo que el esfuerzo necesario para poner en movimiento el cerramiento es de sólo 0,8 kg, sino que después de 150.000 ciclos (correspondientes al uso durante 30 años) el esfuerzo necesario queda invariable ya que el producto demuestra una alta resistencia a la usura.